Todo cambia cuando tú cambias. Clave para un mundo compasivo con los animales.

¿Cómo puedes ayudar a un mundo más empático y respetuoso con los animales?

Muchas de las personas que queremos ayudar en la defensa de los animales deberíamos hacernos esa pregunta de forma muy honesta y humilde.

La respuesta puede sorprender, pero yo siento por mi experiencia que lo más importante para ayudar a un mundo más compasivo con los animales es empezar por ayudarte a ti mismo.

Todo parte desde allí (desde ti), porque cuando te ayudas entonces empiezas un viaje hacia ti mismo para actuar desde el corazón, lejos de la actuación del ego, por lo que acabarás actuando de forma compasiva (con todos y todo) y, sin buscarlo, eso va a tener ya en si mismo un impacto multiplicador con todos los seres que te rodean.

En una publicación que ya compartí hace tiempo en mi instagram @pati_vegawake , mencionaba la importancia que ha tenido en mi vida empezar a mirarme a mi misma, una mirada hacia dentro.

Puede que al principio esa mirada hacia dentro no sea fácil, sea incómoda e incluso dolorosa. Quizás, en esa mirada hacia dentro, tengamos que ver partes de nosotros mismos que no nos gustan y aceptarlas, mirar de frente miedos que teníamos enterrados, inseguridades, etc. ¡Pero ese es el gran viaje! El único viaje que hemos venido a hacer en esta vida. Y vale la pena. Hemos venido a actuar desde el corazón, y hay muchas capas que quitarnos primero…

¿Quieres un mundo más compasivo? Empieza por practicar la compasión en tu día a día con todos.

¿Quieres un mundo más respetuoso con todos los seres vivos? Sé respetuoso, habla con respeto a todos.

¿Quieres un mundo más tolerante? ¿Con más amor?…

¡Todo empieza en ti!

 

Aceptar que no puedes cambiar lo que sucede a tu alrededor es tal vez uno de los mayores aprendizajes. La queja no lleva a nada

De lo contrario, cambiarte a ti mismo es lo único que está en tus manos. Y es entonces cuando te das cuenta que «nada ha cambiado, pero todo ha cambiado porque tú has cambiado.»

 

 

 Aquí os dejo un video si queréis profundizar más con las palabras expuestas. Para ver este video os recomiendo que estéis en un espacio de tranquilidad para que podáis conectar con lo que quiere transmitir

Fuente Video: Isa y Fernando. Corazón universal.

 

Siento que el veganismo, a mi forma de sentir, es una forma de vida más compasiva con los animales y con todo lo que nos rodea. Y para que sea una vida más compasiva y conectada con todos los seres que nos rodean, necesariamente tiene que ser una vida más conectada con uno mismo. En cuanto te adentras a conectarte contigo y tu esencia, se desprenden juicios, exigencias, quejas, odios…

Corazón y veganismo.

No concibo el veganismo de otra forma. Se trata tan solo de actuar desde el no-juicio, la no-violencia. Y no nos damos cuenta que los animales han venido a mostrarnos eso. Dejemos por lo tanto de exigir al mundo que actúe como piensa nuestra mente (con normas exactas de lo que tienes o no tienes que hacer una persona vegana/vegetariana), dejemos de decidir que los veganos somos moralmente superiores, dejemos de pronunciar palabras de odio. Dejemos, dejemos, dejemos…

¡Actuemos! Por supuesto, ¡actuemos! No estoy diciendo lo contrario. 

Pero actuemos en coherencia a nuestro corazón, dando ejemplo de compasión y respeto, respetando los tiempos de las personas de nuestro alrededor.

Actuemos de corazón. Eso es lo que los animales ha venido a enseñarnos en nuestras vidas.

Tal vez tú, que me estés leyendo, sientas lo mismo que yo: una inmensa gratitud al dejar de comer animales porque sientes su conexión y ya no justificas más comerlos en un mundo que los tortura para estar en nuestro plato. Dejemos pues que los animales nos ayuden a conectarnos, a conectar con nuestra esencia.

¡Y es entonces cuando nos dejaremos atrapar por la magia del universo! 


Vuela alto.