Los efectos medioambientales de la industria ganadera que no quieren que sepas

Hace décadas se escuchaba hablar del cambio climático, aunque no ha sido hasta hace pocos años cuando realmente se ha puesto la cuestión como una amenaza necesaria de abordar de manera urgente si queremos preservar la supervivencia del planeta, y la nuestra propia. 

Un ejemplo entre muchos otros, es que en 2018 el IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático) publicó un informe indicando que se necesitan cambios de forma urgentes para evitar una catástrofe global.

Hay quién afirma «hazte vegano si quieres salvar el planeta«. Y es que viendo toda la información disponible, que vamos a enumerar a continuación, es innegable ocultar que la industria ganadera es una de las principales causas del cambio climático, deforestación y pérdida de especies.

Foto de archivo tomada el 28 de noviembre de 2013 de arboles talados en la selva amazónica (Brasil). EFE/Marcelo Sayão/ARCHIVO

¿Cuáles son los principales impactos que tiene dicha industria sobre el planeta?


1. Contamina el agua de los mares.

La contaminación de nuestros mares a través de los excrementos de los animales mata a muchas especies marinas. Hay incluso una zona muerta situada en el golfo de Méjico, donde no hay vida marina, y se atribuye esta catástrofe a algunas empresas carnicas como las causantes.


2. Contamina las aguas.

Todos los animales que usamos para nuestro consumo alimentario, producen excrementos. Este estiércol es almacenado en tanques o «piscinas» construidas especialmente para ello. Estos excrementos a menudo se filtran a través de la tierra y llegan a nuestros acuíferos, amenazando de contaminando el agua del que nosotros nos abastecemos.

Según algunas investigaciones de Igualdad Animal, en Catalunya el 41% de los acuíferos están contaminados debido a los excrementos de los cerdos.


3. Contamina la atmósfera.

Según la FAO, la ganadería es la causante del 14,5% de las emisiones a la atmósfera, que es un porcentaje ligeramente mayor a lo que representa todo el sector mundial de transporte.


4. Despilfarra nuestros recursos de agua y tierra.

Según GreenPeace, el sector ganadero utiliza el 30% del agua que tenemos para la producción de alimentos. 

¿Somos conscientes de lo eso que significa? 

Por ejemplo, según ProVeg, ¡esta cantidad de agua serviría para abastecer a todos los hogares españoles durante 21 años!

Se utiliza mucha más tierra para producir carne que para producir vegetales.

Concretamente, la industria ganadera utiliza el 83% de la tierra para cultivar. Este es un porcentaje extremadamente elevado si tenemos en cuenta además que solo el 18% de las calorías que ingerimos son de productos de origen animal.


5. Deforesta las selvas y bosques, con la extinción de especies.

En consecuencia a este uso tan elevado de tierra para cultivar comida para el ganado, y la creciente demanda de carne, ocasiona que bosques y selvas sean arrasados.

Según ProVeg, el pienso del ganado europeo proviene de zonas deforestadas de Argentina y Paraguay, . El 75% de la soja mundial que se cultiva es para el pienso animal.

Como consecuencia de la deforestación, y todos los impactos mencionados anteriormente, los animales pierden su hábitat. No es sorprendente entonces que nos digan que el 80% de las especies de mamíferos o aves están en peligro de extinción, y todo ello está esta relacionado con alguna actividad de la agricultura o ganadería.


Por todo estos motivos, realizar un cambio hacia una dieta vegana es posiblemente el cambio que tenga más impacto hacia nuestro planeta, evitando el avance de todos los efectos que conlleva la industria ganadera, principal motor del cambio climático, deforestación y pérdida de especies.