Cómo adoptar a tu perro o gato (sus beneficios y facilidades)

Aquí encontrarás consejos a la hora de adoptar, cuáles son las ventajas y otras consideraciones para que puedas encontrar a tu compañero de vida ideal.

 
Ya hemos visto en anteriores artículos que el amor de un animal no se compra. Más allá de comprender que los animales no son cosas con las que lucrarse o hacer procedimientos de compra-venta, adoptar tiene muchas más ventajas de las que pudieras imaginarte.
 

1. Puedes conocer su carácter y por lo tanto elegir el perro adulto que se adecue más a tus necesidades. 

 

Puede que seas una persona activa, que haga mucho deporte, y necesitas a tu lado un perro con energía y motivado para hacer excursiones o largos paseos. O puede que seas una persona muy casera, y que después de un calmado paseo quieras descansar con un perro de energía baja o tranquila. O puede que quieras un perro más independiente, un perro más cariñoso, etc…

 

Adoptar un perro adulto te permite saber su carácter y que la protectora seleccione aquel que se adapte más a tus necesidades (y las del perro por supuesto!)

 

2. Puedes conocer su tamaño definitivo:

No es la primera vez que un dueño se sorprende al ver cómo su cachorro comprado no tiene el tamaño esperado al crecer.

Con la adopción de un perro adulto te aseguras que el perro tenga las medidas adecuadas para tu estilo de vida sin llevarte sorpresas, que en ocasiones, después de una compra irresponsable acaban desafortunadamente en abandonos de perros.

 

3. Minimizas el gran esfuerzo y tiempo que requiere educar un perro cachorro:

Es verdad que educar a un perro cachorro desde el inicio te permite asegurar que sea un perro educado de adulto, pero siempre y cuando inviertas la suficiente energía y tiempo, ya que un cachorro puede ser una tarea muy exigente: enseñar a no hacer pipis dentro de casa, destrozos de muebles o cables, juegos interminables, energía desbordante,…

Siempre que el perro no haya experimentado una vida traumática anteriormente, los perros adoptados adultos suelen ser perros mucho más fáciles de educar, puesto que ya tienen aprendidos conductas básicas como los pipís, órdenes, obediencia… Además, suelen ser perros que se adaptan a las nuevas normas del hogar siempre que se les guíe y enseñe con refuerzo positivo.

Además de estos principales motivos, al tener un perro que no es de raza puede evitarle contraer muchas enfermedades (problemas de piel, de respiración en bulldogs por ejemplo, etc…).

Al ser perros mestizos son perros únicos, con un encanto cada uno especial.

Y también suelen ser perros muy agradecidos, con un gran amor incondicional. Saben valorar un buen hogar que les quiera, mostrando su gran lealtad.

 

¿Cómo adoptar?

Contacta con tu protectora o perrera más cercana, puedes incluso ver en su web o redes sociales los perros que tienen, y sobretodo pregunta por perros que se adapten al estilo de vida que llevas.