Adopta a tu perro (lo que nunca nadie te ha explicado sobre la compra-venta de animales)

Amamos a nuestros perros y gatos, eso sin dudarlo 🙂 por eso es importante leer detenidamente todos los puntos que se exponen en este artículo puesto que a veces, probablemente sin saberlo, comprar un animal de compañía esconde detrás mucho más sufrimiento del que puedes imaginar.

Es importante ser consciente de lo que implica comprar tu perro o gato por ejemplo en una tienda o de un criadero.

 

Criaderos ilegales de perros:

 

Comprar un perro en internet o en una tienda de animales esconde maltrato animal.

1. Estos animales suelen provenir de criaderos ilegales de España, que la Guardia Civil en ocasiones consigue desmantelar pero que rápidamente vuelven a estar operativos con otro nuevo nombre. En estos criaderos los perros viven en condiciones horrorosas, sin sanidad ni bienestar.

Es un negocio muy rentable que consigue esquivar la legalidad. Es tan rentable y se preocupa tan poco por el bienestar de los animales, que incluso si el perro enferma y muere después de ser comprado, el vendedor le ofrece un nuevo perro totalmente gratis. Incluso ha habido muchos casos en los que han amenazado al cliente, si decidía contar acerca de la muerte del perro o intentaba poner una denuncia.

2. También muchos de estos perros proceden de «fabricas de cachorros» de Países del Este. Los perros viven en las mismas condiciones penosas y además son transportados en camiones durante días enteros, sin acceso a agua o comida, sin cumplir ni los tres meses de vida necesarios para su transporte legal, con pasaportes falsificados y sin ser vacunados.

Las madres son explotadas continuamente obligadas a criar en condiciones horribles sin salir de pequeñas jaulas durante toda su vida, contrayendo también muchas enfermedades. Este siempre es un tema que tenemos que considerar. Puede que tu precioso cachorro comprado que ha logrado sobrevivir a los horrores de su trato y transporte ahora esté en una buena familia y reciba todo el amor vuestro, pero… ¿En qué condiciones crees que está la madre del cachorro? ¿No crees que tu decisión de compra (sin tal vez quererlo, porque no se trata de culpar a nadie) está afectando también al bienestar de la madre de tu perro? ¿Queremos en realidad causarle dolor de por vida a su madre? No lo creo… 

 

Según FAADA (Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales) se estima que el 42% del comercio de perros y el 22% del de gatos es ilegal. Según han podido investigar, este comercio ilegal “es fruto de una demanda creciente de cachorros de unas razas concretas, a precios bajos, junto a un sistema de pasaporte que no ha funcionado ni evitado que se disparara el tráfico ilegal” – según el comunicado emitido por FAADA y ANDA (Asociación Nacional para la Defensa de los Animales).

Incluso son conocidos muchos casos de extorsión en situaciones en las que el perro moría por enfermedad después de ser comprado. Los dueño tras pedir explicaciones por la muerte, recibían amenazas por parte de los establecimientos/criaderos, dando como única solución un nuevo perro gratuito, incluso con amenazas para ocultar lo sucedido e impedir que el dueño interpusiera cualquier denuncia.

 

Si compras a tu perro en un criadero «responsable», deberías también considerar los siguientes problemas:

Adoptar es la única forma responsable de incorporar un animal en tu vida. Es la única opción que deberíamos apoyar si realmente amamos a los animales.

Algunos argumentan que no entraña ningún problema comprar un perro en un buen criadero (donde supuestamente esté bien cuidado). Pero no es tan sencillo realizar esta afirmación.

1. En primer lugar, no todos los que hacen esta argumentación han ido a cerciorarse presencialmente que efectivamente los cachorros y la madre estaban en buen estado en el criadero, y que vivían todos en buenas condiciones. A tener en cuenta que la madre a demás suele ser obligada a tener cachorros obligada y en muchas ocasiones.

 

2. En segundo lugar, la compra-venta de animales alimenta el problema de la sobrepoblación de animales.

Cada año se calcula que unos 200.000 perros en España son abandonados. Estos acaban atropellados, sacrificados en perreras o en el «mejor» de los casos, en protectoras que intentarán buscar un nuevo hogar para el animal (si es que lo consiguen, ya que muchos perros pueden quedarse «aparcados» en los refugios de animales toda su vida, viviendo entre rejas).

Si hay sobrepoblación de animales abandonados, esperando una familia, ¿cómo podemos pensar en comprar? La cría de animales les quita hogares a los animales que esperan en refugios.

Muchas protectoras de animales no tienen apenas espacio o recursos económicos. Adoptando un perro por lo tanto no solo salvas una vida, ¡salvas dos! salvas la vida del perro adoptado y salvas la vida de un nuevo perro que podrá entrar en la protectora y tener oportunidades de encontrar un nuevo hogar.

 

3. El amor de un perro no se compra.

Todos los que hemos tenido un animal en casa y le hemos querido, sabemos el gran amor que desprenden. Son seres sintientes, leales, dependientes de nuestros cuidados, afectuosos, con su carácter único, y que también sufren dolor, depresión, ansiedad y soledad.

Si son seres sintientes, ¿por qué los tratamos como cosas? Las cosas se compran, los animales no. Así de sencillo.

 

Las cosas se compran, los animales no.

Deberíamos reflexionar sobre el hecho de que al comprar un perro estamos comprando erróneamente una vida como si se tratara por ejemplo de un coche. Elegimos por catálogo, elegimos su color, su forma, su tamaño. Y hemos llegado a normalizar este acto de compra de animales, como si los humanos tuviéramos el derecho de mercantilizar la vida de los animales.

 

En definitiva, la única vía que deberíamos apoyar es la adopción. Es la única vía que permite asegurar el bienestar global de los animales.

No se trata de culpabilizar a nadie por comprar animales. Puede que aún no sepan acerca de toda esta información que he ido exponiendo. Puede que aún no comprendan que un animal no tiene precio, que no se compra, que no se vende, que no se explota. Tan solo se trata de reflexionar y abrir nuestro corazón y conciencia, para comprender los efectos de nuestras acciones. Y tal vez entonces nos demos cuenta que hay una alternativa a la compra que es compasiva y engloba un absoluto respeto por la vida de los animales: la adopción.

 

Adoptar es fácil y tiene muchas ventajas para ti:

En mi próximo artículo te hablo sobre los beneficios y consejos a la hora de adoptar, las ventajas y otras consideraciones para que puedas encontrar a tu compañero de vida.

 

¿Hacer criar a mi perro? o no castrarlo? Es irresponsable:

Hacer criar a un perro para que tenga cachorros (incluso cuando no es con intención de ganar dinero) es un acto irresponsable. Alimenta la sobre-población de animales comentada, y no incluye en muchas ocasiones el derecho de la hembra que es obligada a ser montada.

La castración o esterilización es la única manera efectiva de controlar dicha sobre-población. Esta simple operación además le ayuda a prevenir muchas enfermedades.

Son muchos los casos de cachorros abandonados por camadas indeseadas. A falta de leyes que obliguen a esterilizar como medida necesaria para asegurar el bienestar de nuestros animales, debemos coger dicha responsabilidad por la salud y bienestar de ellos.